¿Has tenido momentos en los que te falta la energía? ¿En los que sólo percibes obstáculos y te cuesta encontrar motivación?

La razón es que estás vibrando en una frecuencia baja, en la que te sientes débil y percibes tu mundo lleno de dificultades.

Es probable que si nos estamos moviendo con ese tipo de energía, atraigamos personas y situaciones con esa misma frecuencia. No aumentes ese campo de vibración. Cámbialo en cuanto seas consciente y quieras hacerlo. Las energías más altas anulan las energías más bajas del entorno en el que te encuentras, y no al revés.

Los impedimentos se encuentran en el espectro de baja energía.- Dr. Wayne Dyer

En el libro «El Poder de la Intención» de Wayne Dyer,  nos da una pequeña lista de consejos para aumentar nuestra vibración energética y así movernos de forma más optimista en el mundo.

Aquí te dejo un pequeño resumen:

– Toma conciencia de tus pensamientos.

Todos y cada uno de tus pensamientos te afectan. Si eres capaz de reconocer un pensamiento debilitador y cambiarlo por otro que te de fuerza, notarás un cambio positivo de vibración en la energía.

– Medita con regularidad.

Toma unos minutos al día para estar en silencio. Siente la calma en tu interior, escucha tu cuerpo y llévalo a un estado de paz.

– Toma conciencia de los alimentos que consumes.

Los alimentos que contienen sustancias químicas generan una energía baja, así como los azúcares, lácteos, carne, etc. Por otro lado, los alimentos con elevada alcalinidad como las frutas, verduras, futos secos,… proporcionan una elevada energía.

– Abstente de las sustancias de baja energía.

Deja de lado el alcohol y las drogas. Debilitan muchísimo.

– Toma conciencia del nivel de energía de la música que escuchas.

Las letras que reflejan odio, abandono, miedo, violencia,…están enviando mensajes debilitadores al subconsciente.

 Toma conciencia de los niveles energéticos del entorno de tu casa.

Los colores de las paredes, los cuadros, las frases, los libros, las revistas, hasta la disposición de los muebles afecta a cómo fluye la energía y qué tipo de frecuencia tiene.

– Reduce el tiempo que pasas delante de la televisión.

Las noticias te llevan lo malo que ocurre en el mundo. Generalmente se olvidan de retransmitir lo bueno. Es una fuente de negatividad que invade tu lugar de descanso, tu zona de recarga en la que se convierte una casa.

– Toma conciencia de los niveles de energía de tus amigos, conocidos, de tu gente.

Intenta estar con personas que tengan buena energía, de las que puedas contagiarte cuando te despistes y te encuentres en una baja frecuencia.

Somos el promedio de las cinco personas con las que pasamos más tiempo.- Jim Rohn

– Controla tus actividades y dónde se desarrollan.

Recargate en la naturaleza, busca momentos para ir a la playa, al campo, un lugar donde conectes realmente con el mundo. Vete a conferencias sobre espiritualidad, haz yoga, taichi, date un masaje, ve a talleres de mindfullness,…Descubre lugares que te ayuden a mantener un nivel alto de energía.

– Ayuda sin esperar nada a cambio.– Se concreto con tus objetivos y enfócate en ellos.

Esto ayudará a que te sientas motivad@ y a que no olvides hacia dónde quieres ir.

Céntrate en a dónde quieres ir, no en lo que temes. -Anthony Robbins

– Ten pensamientos de perdón con la mayor frecuencia posible.

Los pensamientos de venganza, odio y rencor lo único que hace es debilitarte y quitar el foco de lo realmente importante. Trabaja el perdón y libérate.

Aquí tienes una lista de libros recomendados:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.