Automotivación: Crea tu lista del bienestar.

Hay días en los que uno se levanta desanimado, con poca motivación, sin ganas de subirse al mundo. ¿Qué hacemos cuándo ocurre eso?

Hay dos opciones, quedarse estancado en ese estado (lo cuál no sirve de nada), o automotivarse y activarse para ponerse en marcha.  

Se que es difícil, pero es la mejor de las opciones. Desgraciadamente esos días, estamos tan bloqueados y negados que no sabemos ni siquiera que actividades nos pueden sacar de ese estado.

¿Cómo podemos ayudarnos?

Una de las cosas que a mí me ha funcionado es hacer una lista llamada “Guía para mi bienestar”.

Lógicamente, hay que hacerla cuando uno está en un estado más optimista.

  1. Siéntate con una hoja y un bolígrafo.

2. Identifica aquellas actividades que cambian tu estado de ánimo cuando estás desmotivado. Si te cuesta hacerlo así en frío, intenta detectarlos en el día a día. Hay cosas que te hacen sentir bien, con las que te sientes satisfecho y contento. Algunos ejemplos pueden ser: hacer ejercicio, meditar, leer, escuchar a tu grupo favorito, tocar la guitarra, etc.

3. Cuando las hayas detectado, escribelas en una hoja.

4. Consúltala cada vez que estés en ese estado tan poco deseable. Hazlo cuanto antes, desde que te sientas así.

No lo pienses y pon en marcha aquellas actividades que te produzcan un estado de bienestar.

No tienen que ser grandes cosas. Seguro que descubrirás que hay muchos pequeños detalles o momentos en los que disfrutas y fluyes de forma mágica.

Como ejemplo, te escribo a continuación algunas de las que me funcionan a mí:

  • Leer, algunas páginas, de alguno de mis libros favoritos de desarrollo personal.
  • Ver conferencias de desarrollo personal y mensajes positivos.
  • Escuchar música positiva.
  • Hacer deporte (Yoga, entreanar, correr, etc.)
  • Salir por la ciudad en bicicleta.
  • Ir a la playa
  • Meditar
  • Salir a hacer fotos
  • Editar fotos

Esta es parte de mi “Guía de automotivación y bienestar”.

Cada vez que me siento sin energía y motivación, le echo un vistazo y paso a la acción. Después de hacer alguna de ella, o varias, mi estado interno cambia, y me siento mejor.

Intenta sobre todo que sean actividades que dependan de tí, no caigas en el “quedar con los amigos”, estar con mi novi@, etc.

Son cosas que haces desde y para ti. Te invito a que crees tu propia “Guía del bienestar” y la pongas en práctica. ¡Actívate!

Un cambio de sensación es un cambio de destino.- Raimon Samsó