Frases de películas que inspiran: Billy Elliot

Si necesitas dosis de motivación para conseguir tus sueños, no te pierdas: Billy Elliot.

 

En 1984, durante una huelga de mineros en el condado de Durham, se suceden los enfrentamientos entre piquetes y policía. Entre los mineros más exaltados están Tony y su padre. Éste se ha empeñado en que Billy, su hijo pequeño, reciba clases de boxeo. Pero, aunque el chico tiene un buen juego de piernas, carece por completo de pegada. Un día, en el gimnasio, Billy observa la clase de ballet de la señora Wilkinson, una mujer de carácter severo que lo anima a participar. A partir de ese momento, Billy se dedicará apasionadamente a la danza. (FILMAFFINITY)

 

Valores como la familia, la amistad, la perseverancia, la humildad, son los ingredientes de este film. Billy Elliot nos enseña que cuando descubrimos nuestra pasión, el siguiente paso es movernos y trabajar hacia ella.

Debemos hacerlo, aunque tengamos que enfrentarnos a nuestro entorno, salir de la zona de confort o caminar solos.

-¿Qué sientes cuando bailas?

-No sé… Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo. y… es como si desapareciera, como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera fuego dentro y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad. Sí, como electricidad.

Simplemente porque me gusta el ballet no significa que yo soy un marica, ya sabes.

Yo no quiero una infancia. Yo quiero ser un bailarín de ballet.

No cumplas las ambiciones de los demás. Cumple tus sueños.

A %d blogueros les gusta esto: