¿Estás conectad@ con tu ser interior?

Existen creencias que nos acompañan toda la vida si no les ponemos freno.

No sé si eres de esas personas que vive desde un modelo de bloqueo de sentir, percibir, sentir y asumir las responsabilidades del dolor, el miedo, la tristeza o la soledad.

Si es así, sin darte cuenta, estás añadiendo la opción de evitar responsabilizarte, también, de la alegría interior. Esto ocurre porque tienes una necesidad de protección que hace que pierdas la conexión contigo mism@, con tu ser interior. Y así lo único que consigues es colocar tareas, reglas, obligaciones y sensación de vergüenza por encima de tu conexión.

Cuando tienes este tipo de desconexión, actúas desde un estado de Ego permisivo o autoritario.

  • Si tomas la opción de Ego autoritario, eres crítico, juzgas, avergüenzas y/o eres controlador. Desde aquí lo que haces es enviar mensajes a tu Ser interior, diciéndote que eres malo, incorrecto, inadecuado, estúpido, egoísta o insignificante y así invalidas los sentimientos que emergen desde el Ser.

 

  • Si por el contrario, te mueves desde la opción de Ego permisivo es probable que tengas un comportamiento negligente, autodestructivo, violento hacia ti mismo (física y/o emocionalmente) por medio de las adicciones a sustancias y procesos. También es común que seas destructivo con lo demás (física y/o emocionalmente). Dejas que tus necesidades sean cubiertas por medio de otras personas.

Vivir desde cualquiera de esos dos estados lo que hace es crear una sensación de falta de amor y abandono.

Crees que eres incorrecto, insignificante e inadecuado. Son falsas creencias creadas por el ego que producen miedo, vergüenza y culpabilidad.

Si una creencia nos causa dolor, entonces es una creencia falsa. –  Erika J Chopich y Paul Margaret 

Como explican en el libro: Cura tu soledad, este tipo de estados suelen ser una fotocopia de la falta de amor de nuestros padres, abuelos, hermanos, maestros u otros modelos de comportamiento de figuras autoritarias. Todos solemos tratarnos de forma semejante a cómo nos trataron.  No quiere decir que te quedes estancad@ en este comportamiento hacia ti. Puedes cambiarlo, si analizas e indagas en ti mismo.

Perdona cada día todos los juicios de culpa que proyectas fuera. Limpia todo rencor, juicio, dolor. No busques castigar, sino perdonar y seguir adelante. –  Raimón Samsó y Sergio Fernández

Opta por una opción diferente a la del Ego. Escoge la opción de ser amoroso contigo.

Es nuestra parte poderosa, valiente, comprometida, la parte de nosotros que es ética y que actúa con integridad. Una forma de vida en la que te comprometes a aprender, amar, nutrir, apoyar y conectar con tu esencia. La parte positiva, motivada, alegre, humilde, paciente, amable, capaz de reemplazar con la verdad, las creencias falsas e ilusorias.

Es poderoso en el desarrollo personal y emocional, capaz de tomar decisiones para así conseguir los objetivos y sueños que quieres cumplir.

Tratarnos sin amor provoca adicciones a sustancias, procesos y personas, crea miedo, angustia, depresión, dolor, vacío, falta de amor propio y un sentimiento insoportable de soledad, así como enfermedades físicas y/o mentales.

Cuando estás abierto al aprendizaje y a la curación, entonces serás capaz de curar cualquier daño, aliviar cualquier dolor y apagar cualquier ira.

Tienes la decisión de comenzar ( o seguir) viviendo desde una disposición infinita al aprendizaje en tu día a día. Solo ten en cuenta que tienes que ser flexible, paciente, amoroso contigo y curioso con tus procesos mentales y creencias.

Estamos en el camino, solo estás a una decisión de cambiar tu vida.

A %d blogueros les gusta esto: