Cualquiera que sea tu mes de reinvención y autoanálisis, será un mes productivo, en el que querrás pasar tiempo contigo.

Si estás en ese momento, estarás organizando en tu cabeza lo que quieres hacer este año, qué actividades comenzar, nuevos hábitos a implementar, etc.

Ya he comentado, otras veces, algunas de las pautas que me han servido para elegir objetivos realistas y coherentes con cada momento de mi vida. (Post: Elige tus objetivos y visualiza tu meta)

La rueda de la vida es un ejercicio de coaching que te dará mucha verdad acerca de cómo se encuentran las áreas de tu vida, y qué quieres cambiar. ¡Te recomiendo que lo hagas!

Además, es importante que tengas claro las características de los objetivos que vas a elegir.

  • Debe ser específico

No vale con decir “quiero perder peso”. Sé concret@ a la hora de exponerlo y cámbialo por algo como “quiero perder 4 kilos antes del 31 de diciembre. Perderé 1 kilo por mes, 250 gramos a la semana.”

  • Medible, para ir comprobando resultados

  • Debe ser desafiante, pero no imposible de lograr

  • Es importante que sea un objetivo realista

  • Con fecha límite

  • Debe hacer que tu vida sea mejor

  • La recompensa final debe satisfacerte

Comprueba que los nuevos objetivos tengan los requisitos anteriores. Si no lo tienes muy claro, hay algunas preguntas que pueden ayudarte 😉

Sabrás si es específico, preguntándote:

  • ¿Qué quieres conseguir realmente?
  • ¿Cuándo sabrás que estás satisfecho/a?
  • ¿Qué propósito o beneficio existe en lograr este objetivo?
  • ¿Cómo lo harás?
  • ¿En cuánto tiempo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Quién está implicado?

Si es medible:

  • ¿Cómo medirías lo que has conseguido?
  • ¿Tienes alguna forma clara de medir el éxito?
  • ¿Qué te demuestra que hay un resultado?

Si es alcanzable:

  • ¿Puedo conseguirlo?
  • ¿Alguien lo ha conseguido antes que tú?
  • ¿Es ético y legal?

Si es realista:

  • ¿Cuál es el compromiso?
  • ¿Estás realmente de acuerdo para conseguir el objetivo?
  • ¿Cuáles son las posibilidades reales de éxito?
  • ¿Cuáles son los medios de los que dispones?
  • ¿Qué pasos vas a seguir?
  • ¿Qué condiciones mínimas necesitas?

Si es tangible:

  • ¿Cuál es la fecha límite para alcanzarlo?
  • ¿Cuál es la feche de inicio?
  • ¿Cuáles son las etapas intermedias a corto plazo?

Si es ecológico:

  • ¿Quién pierde algo al conseguir yo este objetivo?
  • ¿Pongo en peligro el bienestar de otras personas?

Después de haberte hecho todas estas preguntas serás capaz de decidir si los objetivos que has elegido son factibles, y sobre todo, metas que motiven, que consigan hacerte sentirte mejor y que mejoren tu vida.

Espero que te haya ayudado con algunos de los consejos anteriores. 😉

–>¡Descubre las plantillas para organizar y conseguir tus objetivos!<–

Recuerda que no hay una fecha mejor o peor para comenzar a hacer cambios. El momento que elijas será el perfecto. ¡Atrévete a hacerlos! Solo tenemos una vida 😉

“La manera en que enfocamos nuestra atención puede ser fuente de equilibrio o desequilibrio en nuestras vidas.” – Mario Alonso Puig

Gracias por leerme una vez más. 🙂

Si quires más información, te dejo el enlace a mi ebook en amazon. 🙂


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.