En este post voy a hablar sobre un «problema» que existe y se repite en muchas personas con las que me cruzo en la vida. Como ya sabes, generalmente los «problemas» o las dificultades, vienen de creencias que tenemos grabadas a fuego en el subconsciente y que sin saberlo, nos limitan y condicionan nuestra vida.

Hablemos de creencias limitantes sobre el dinero.

Probablemente el 90% de la gente que conozco tiene mente pobre. Y te preguntarás: ¿Qué quiere decir mente pobre?

Según Jürgen Klaric en su libro, Conéctate con el dinero, una definición bastante acertada de una persona con mente pobre sería la siguiente:

La mente pobre sólo sabe cómo consumir y gastar, no está programada para ahorrar e invertir.

Aparte de esa definición, en el libro nos explica que la mente pobre tiene miedo y desconfía del dinero.

Lo que determina si tienes mente pobre es la calidad de tu conexión con el dinero. Es algo que depende de tus valores, principios, comportamientos y creencias alrededor del dinero.

Raimón Samsó también nos lo explica en sus libros, en el Código del Dinero, verás afirmaciones como esta:

La solución a los problemas de dinero no está en el dinero sino en una mentalidad diferente.

Tenemos que aceptar y reconocer que el dinero es energía. Puedes atraerlo o alejarlo. ¿Cuál es la sensación que tienes hacia el dinero? ¿Crees que es bueno o malo?

Analiza cuales son tus creencias, y reflexiona sobre ellas. Porque el dinero es neutro.

Tú lo etiquetas de bueno o malo, según lo que te hayan enseñado, lo que hayas escuchado y lo que has creído. Eso sí, la sociedad y la religión ha hecho un gran trabajo para que creamos que el dinero es malo. Pero…¿Para qué nos hicieron creer eso?

Quizás solo fue una estrategia para que el dinero estuviera solo en manos de unos pocos y no de todos…¿no crees?

Ahora te voy a exponer algunas de las creencias más importantes y que no paran de repetirse (y que probablemente detectes tú también en tu entorno). Comenzamos.

1.El dinero es malo

¿De dónde sacaste esa idea? ¿La escuchaste en casa?¿En el colegio?¿En la iglesia? ¿Crees que tiene algún sentido? Y no me vengas con la típica frase de que los empresarios ricos son malos, las personas con mucho dinero son malvadas o han llegado ahí por negocios sucios y bla bla bla. Como en todas partes, hay ricos buenos y otros no tanto. Es igual que hay pobres buenos y otros no tanto. Es así, ¿no? 

Deja de relacionar de forma directa a las personas ricas con la maldad, así como el dinero como fuente del mal. Lo único que hace el dinero es potenciar aquello que ya eres.

Si eres buena persona, lo serás con dinero o sin dinero. Si eres mala persona, lo serás con dinero y sin dinero.

Te pongo un ejemplo que escuché una vez. Se parece a lo que ocurre en las redes sociales. Antes el que creías que era tonto, lo era en la intimidad, ahora en las redes lo potencia porque su poder es mayor, al llegar a más gente.

El dinero es una herramienta. Te llevará a donde desees, pero no te reemplazará como conductor.-Ayn Rand

2. El dinero no es importante

¿Cómo que el dinero no es importante? ¡Te da libertad! Puedes vivir la vida que desees y además ayudar a la gente que quieras. Date cuenta que cuánto más dinero tengas, más puedes ayudar al mundo. 

Escuché una frase de Sergio Fernández que decía: A los pobres los ayudas más siendo rico que convirtiéndote en uno de ellos.

Si sientes, dices o crees que el dinero no es importante, no vendrá a ti.

Un ejemplo claro que he leído en varios libros sobre este tema; si tienes pareja y le dices a tu pareja que no es importante, o lo/la tratas como si no lo fuera, ¿qué crees que hará? ¡Se alejará de ti! Lo mismo ocurre con el dinero.

3. El dinero se hizo para ser gastado

Si eres de los que piensa así…¡error! Nunca tendrás dinero, porque en cuanto llegue, se irá. Comportamientos como vivir por encima de tus posibilidades, tener deudas, comprar cosas inútiles, etc. te harán tener una relación de escasez constante.

La idea es que vivas en abundancia, no con una sensación de escasez, en la que sientes que el dinero nunca te llega a final de mes. Es el momento de ahorrar, y de saber multiplicar el dinero.

Para evitar hacer gastos innecesarios, te recomiendo llevar una planificación de finanzas y empezar a llevar una vida más minimalista.

4. Los ricos se hacen más ricos y los pobres, más pobres

Con esta creencia te estás limitando y dejas de darte la oportunidad de que tu relación con el dinero cambie. La gente que tiene esta creencia, no toma responsabilidad en su vida, además de definirse pobre, etiquetándose ya y sin opción al cambio.

Miran con recelo a los ricos, y se auto generan mucha envidia. Quieren ser como ellos, pero les echan la culpa al mundo, al Universo, a sus padres, o a quien sea.

No toman acción y pretenden que otros (sea el Estado, la familia, los ricos, etc.) les solucionen los problemas.

No es cuánto dinero ganas, sino cuánto dinero ahorras, cuánto trabaja para ti y para cuántas generaciones tendrás.-Robert Kiyosaki

5. El dinero es un recurso limitado

Son las personas que viven en un estado de escasez diario. Tienen la sensación de que el dinero como es limitado, no les va a llegar porque está en manos de otros. «Si yo gano dinero, se lo quito a otros» y ahí comienza la sensación de culpabilidad que la religión se encargó tan bien de infectar en la sociedad.

Lo que tienes que entender es que:

La vida es abundancia. Todos podemos acceder a ella entrenando nuestra mente.

6. Para tener dinero, hay que trabajar duro

Hay mucha gente que tiene esta creencia. Desgraciadamente es muy poderosa. (Una de mis mejores amigas la tiene y es muy consciente de eso. Está entrenando su mente para cambiarla.)

A veces parece que si ganamos dinero de forma fácil, no nos lo merecemos. Hemos trabajado poco, no hemos estado suficiente tiempo en eso, etc.

Parece que tenemos que dejarnos la vida y terminar exhaustos o estresados para recibir una recompensa por nuestro trabajo. Si no, es probable que aparezca un sentimiento de culpa por el dinero recibido.

7. El dinero no da la felicidad

La felicidad no se comprará, pero el dinero ayuda a tener una vida más cómoda, conseguir libertad para hacer lo que quieras y ayudar a los demás.

8. Si te dedicas a lo que te apasiona, no ganarás dinero

¿Cuántos genios hay frustrados que podrían dedicarse a su pasión y no lo hacen?

Tenemos la sensación de que si hacemos aquello que nos apasiona, no ganaremos suficiente dinero, porque…¿Cómo vamos a disfrutar con nuestro trabajo?¡Es imposible!.

Colocamos nuestra pasión con la etiqueta de hobby y dejamos de creer que podemos hacer dinero con ello.

Recuerda que seguramente hay gente que está ganando dinero con eso que a ti te apasiona. Es muy probable que en google encuentres empresas o personas que ya lo hacen. ¡Investiga y rompe esa creencia!

9. Si tengo dinero, no soy espiritualidad

Esta creencia era una de «mis favoritas». La tenía súuuuper implementada en mi subconsciente. Quería ser una persona espiritual, y vivir desde el amor, pero sentía que querer dinero no estaba bien. ¡Error!

Vivir desde el amor, es vivir con abundancia.

Como ya dije anteriormente, la religión ha hecho un gran trabajo haciéndonos creer que la espiritualidad no está ligada al dinero. (Mientras predicaban esto, recuerden que ellos tenían y tienen iglesias llenas de oro).

Si eres abundante, lo eres en todos los sentidos. Y recuerda, que si tienes dinero y eres espiritual, podrás ayudar a muchas más personas que siendo pobre.

10. No se puede tener todo en la vida

Esta es una de las que más se repiten. Puedes escucharla más de una vez en una semana. La gente se ha metido en la cabeza que si tiene algo bueno, tiene que sacrificar otra cosa.

Si tengo una pareja maravillosa, no puedo tener un trabajo que me apasione, si tengo un trabajo que me apasione no puedo ganar todo el dinero que me gustaría, y así, miles de opciones.

Tengo una noticia para ti:

Sí puedes tener todo lo que quieras en la vida.

Solo tienes que creerlo, para crearlo.

Hay algunas creencias más que habrás escuchado y que te resonarán, pero que quizás estén ligadas a las anteriores. Algunas de ellas son:

  • El dinero no crece en los árboles.
  • El dinero es sucio.
  • Pobre, pero honrado. (¿Si eres rico, no puedes ser honrado?).
  • Es difícil mantener el dinero.
  • Los ricos han ganado dinero haciendo trampa.
  • Necesito dinero para poder hacer dinero.
  • Ser millonario es sólo para algunos.
  • No tengo habilidades para hacer dinero.
  • No puedo ser feliz si me vuelvo millonario.

Espero haberte ayudado a detectar esas creencias que te impiden ser abundante y tener el dinero que deseas. Si quieres más información sobre este tema, te animo a leer este post: Libros imprescindibles sobre Inteligencia Financiera

Más libros recomendados:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.