Hay libros que te lees y te dejan huella y sobre todo, mucho aprendizaje. Este último año he optado por “bombardear” mi cerebro con libros que tengan un contenido relacionado con tema desarrollo personal y desarrollo profesional.

Para mi sorpresa, y después de pasar por mucho autores, de todo tipo de épocas y profesiones, encontré en ellos siempre el mismo tipo de enseñanza.

Cada uno hablaba de su experiencia personal como empresario y profesional de su sector.

Todos relacionan el ser empresario con el desarrollo personal, que al final está ligado también con el desarrollo profesional.

Sergio Fernández y Raimón Samso son dos de esos autores que no dejan de repetir que sin un profundo autoconocimiento de uno mismo es imposible avanzar y desarrollarse a nivel personal y profesional.

Tanto ellos como otros autores, hablan de tener una mente de abundancia, y tener una actitud de humildad frente a la vida. Quizás al principio, cuando nos encontramos con este tipo de conceptos, nos cuesta asimilarlos e interiorizarlos.

Es una sensación increíble cuando, de verdad, empiezas a sentirlo desde dentro, y no se queda solo en palabrería.

Empecé a leer libros de empresa, para aprender cómo debería liderar y formar una empresa.

Cuando pasaba de un libro a otro, comprendí que para conseguir éxito y vivir la vida que realmente uno quiere, lo que hay que hacer es “arreglar” todo lo que está dentro de uno mismo.

Conocerse. Vivir las relaciones utilizando la premisa “ganar-ganar”, dónde las dos partes ganen.

Actuar con corazón, vibrando en una frecuencia positiva, compartiendo y creciendo con las personas con las que te cruces, sin engaños, egoísmo, miedo, temor al fracaso,…en definitiva, con una mente de abundancia y no de escasez.

El último de estos libros es “Piense y hágase rico” de Napoleón Hill. Es increíble como un libro escrito en 1937, tiene tanto aprendizaje actualizado para la sociedad en la que vivimos.

Y no comprendo cómo había tardado tanto en llegar a mi vida. Es incomprensible que no sea un libro de lectura obligada en el instituto o la universidad. Les dejo un fragmento, relacionado con:

La importancia del pensamiento y el autoconocimento.

[…] Todo aquel que haya acumulado una gran fortuna ha reconocido la existencia de esta corriente de vida. Consiste en un proceso de pensamiento. Las emociones positivas del pensamiento forman el lado de la corriente que lo lleva a uno hacia la fortuna. Las emociones negativas forman el lado de la corriente que le lleva a uno hacia la pobreza […]

Haga un inventario de sí mismo. Un autoanálisis anual es esencial para la eficaz comercialización de servicios personales, tanto como los inventarios anuales en los negocios. En la vida, uno avanza, se estanca o retrocede. Un autoanálisis le revelará en qué estado está. “

Si quieres un auténtico aprendizaje sobre la vida profesional y personal, te recomiendo algunos libros, de los que hablaré más adelante. Aquí les dejo algunos imprescindibles:

Para acabar les dejo con una frase de Napoleón Hill:

La pobreza y la riqueza con vástagos del pensamiento.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.