Por fin dejé de poner excusas y vi… ¡El Gran Dictador!

Desde hace tiempo tenía ganas de ver alguna de las películas del genial Charles Chaplin. Entre excusa y desconocimiento iba retrasando el momento.

Hasta hace unas semanas que comenzó en mi ciudad un ciclo de cine sobre Chaplin. La película con la que se abría este ciclo era:

El Gran Dictador

Solo puedo decir que me pareció una obra maestra. ¡Y mucho más para la época en la que se rodó y se estrenó!

¿Sabes qué cuenta?

Sinopsis: Un humilde barbero judío que combatió con el ejército de Tomania en la primera guerra mundial vuelve a su casa años después del fin del conflicto. Amnèsico a causa de un accidente de avión, no recuerda prácticamente nada de su vida pasada, y no conoce la situación política actual del país: Adenoid Hynkel, un dictador fascista y racista, ha llegado al poder y ha iniciado la persecución del pueblo judío, a quien considera responsable de la situación de crisis que vive el país. Paralelamente, Hynkel y sus colaboradores han empezado a preparar una ofensiva militar destinada a la conquista de todo el mundo.

“Casualmente” esta película se estrenó cuando Europa estaba inmersa en un caos de regímenes fascistas, antes que comenzara la Segunda Guerra Mundial.

Los dictadores son libres sólo ellos. Pero esclavizan al pueblo.

“El caso de Chaplin es único en denunciar de una manera tan contundente y clara el régimen de Hitler en esas fechas e incluso en preconizar las aspiraciones políticas reales del dictador.” efeeme.com

Si no la has visto…¡Este es el momento! Una película con mensaje, reflexiones, sátira y mucha crítica.

Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos.

No puedes perderte el discurso final:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.