Mucha gente se pregunta por qué hay personas a las que les va todo bien y otras a las que les cuesta arrancar.

Ya hemos tocado el tema de vivir en abundancia o escasez en este blog. Al final se reduce a vivir desde el amor o desde el miedo.

En el libro «Vivir con abundancia»Sergio Fernández nos explica cuáles son las leyes de la abundancia y cómo utilizarlas. Aquí te dejo un pequeño resumen de estas diez leyes.

1. Ley de la Creación

Esta ley afirma que todo se crea dos veces en el mundo, la primera de ellas en la mente.

«Todo lo material tiene origen en lo inmaterial y que todo lo visible tiene lugar en lo invisible.»

Si analizas un poco lo que hay a tu alrededor, podrás darte cuenta que todo lo creado por los humanos, antes fue creado en la mente de esas personas y hoy existe en el mundo material.

Esto nos indica también que ningún pensamiento es gratuito. Elige en qué piensas y qué creas en tu mente, porque podrá materializarse en el mundo.

«Obtengo aquello en lo que pienso, tanto si lo deseo como si no.»

2. Ley de la Vibración

Ya lo decía Wayne Dyer,

«No atraes lo que quieres, atraes lo que eres».

A día de hoy sabemos que es importante la forma en la que pensamos, pero también la forma en la que sentimos. Las emociones emiten una vibración que atrae circunstancias y personas que vibran esa la misma frecuencia.

«Pensar, sentir, hacer y decir en la misma dirección es un disparador de la abundancia.»

3. Ley de la causa y efecto

«Cualquier cosa que experimentas en la vida, es un resultado.»

Estamos demasiado centrados en actuar sobre el efecto y no buscamos la causa de ese efecto. Por ejemplo, contraemos una enfermedad y nos tomamos una pastilla, pero no buscamos las causas que han creado esa enfermedad, que pueden ser estrés, mala alimentación, estados de nerviosismo, etc.

Toma decisiones conscientes, aunque sean pequeñas, porque esas traerán también resultados a tu vida.

4. Ley del Equilibrio

«Cada uno da, lo que recibe. Luego recibe lo que da.» – Jorge Drexler

Como dice la canción, en la vida cada uno recibe lo que da, porque como dice Sergio en su libro, el universo busca restablecer constantemente el equilibrio.

Si ofreces muchas acciones de carácter positivo, se crearán circunstancias en las que recibas una respuesta positiva equivalente y así restablecer el equilibro.

«Cualquier acción, positiva o negativa, tiene que quedar equilibrada.»

Me encanta esta explicación en el libro: La Ley del Equilibrio indica que aquel que quiere recibir tiene que empezar dando, es decir, que tiene que crear un desequilibrio positivo.

5. Ley del Orden

«El orden de la vida es ser-hacer-tener.»

La ley del Orden nos dice que primero tenemos que convertirnos en la persona que queremos ser, para atraer de esa forma, la vida que queremos tener.

«En la vida no atraes lo que quieres, atraes lo que erres.»

6. Ley de la acción

«La acción es el puente entre tus pensamientos y tus resultados; ese es el puente entre lo mental y lo material.»

Por muchos pensamientos que tengamos sobre la vida que queremos, si no pasamos a la acción, con acciones conscientes, no conseguiremos mejorar nada.

«Todos sentimos miedo, pero solo las personas prósperas y abundantes actúan a pesar de este.»

7. Ley del mínimo esfuerzo

No te equivoques con esta ley. No quiere decir que no hagas nada para conseguir lo que quieres. Lo que indica es que esforzarse hasta el sufrimiento, no es una buena idea.

«Pensar que esforzarse es algo que dignifica tu vida es el dinosaurio de las creencias y no es adaptativo porque te desgasta, te genera estrés y consume tu energía.»

Hay una creencia extendida que dice que si no te esfuerzas y sufres, no serás recompensado. Sergio nos lo explica con un claro ejemplo:

» La idea de esfuerzo no existe en la naturaleza. Una ola es ola sin esfuerzo. El viento no se esfuerza por soplar ni piensa en descansar los domingos por la tarde, ni le regatea a su jefe un cinco por ciento menos de soplo.»

«El esfuerzo es un indicador de que no estás respetando tu esencia.»

8. Ley de los medios y los fines

«La abundancia se manifiesta cuando hay correspondencia entre medios y fines. No es posible que algo que te provoca infelicidad (medio) te permita manifestar felicidad mañana (el fin).»

Hacer algo que te disgusta, por el resultado que vas a tener, no es vivir en abundancia. Tu vibración mientras estás haciendo algo que no te gusta, no es de abundancia, al contrario, es un estado de escasez, porque no te crees merecedor/a de algo mejor para conseguir un resultado satisfactorio.

«Nada que ganes con esfuerzo, merece la pena.»

No hay ninguna persona o actividad que te garantice un resultado al 100%, así que enfócate en escoger un camino que te de felicidad y con el que te sientas vibrando en abundancia cada día.

9. Ley de la Expresión de los dones

Esta ley se puede resumir de esta forma: Ofrece al mundo aquello que mejor sabes hacer.

«Pon tu don al servicio de los demás.»

Es importantes que conozcas cuáles son tus dones, qué sabes hacer de forma fácil y que sea útil para el mundo.

«El mundo será un lugar mejor cuando nadie haga aquello que choca de frente con sus valores.»

10. Ley del desapego

El apego genera dependencia y proviene del miedo y la escasez. Nos apegamos a la falsa seguridad que puede proporcionar un trabajo, una relación o un lugar.

Nos da miedo la incertidumbre. Pero no nos damos cuenta que en la incertidumbre se encuentran infinitas oportunidades de que ocurran situaciones que nos lleven a la vida que deseamos o a algo incluso mejor.

«La abundancia es una energía sutil que exigirá de ti desapego.»

Visualiza, formula deseos y entrégaselos al Universo. No te apegues al resultado concreto y deja que lo correcto y perfecto venga a ti.

Para terminar, sé aquella persona que quieras ser y vive y actúa desde el amor. Esto hará que la abundancia te acompañe en la vida.

Libros recomendados:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.