Libros de autoayuda, herramientas para mejorar.

Viviendo en la sociedad en la que vivimos, en el que lo normal es tener una actitud de queja, creo que los libros de autoayuda o desarrollo personal son una herramienta barata y rápida para mejorar la situación que estemos viviendo.

Hace algunos meses, aconsejé a un familiar que se leyera uno de estos libros. Para mí son imprescindibles en la vida, sobre todo para conocerse a uno mismo.

Esta persona se lo llevó, porque le gusta leer, en general, cualquier tipo de novela. A las pocas semanas me devolvió el libro diciéndome que no se lo había terminado. Le pregunté por qué, y me dijo que le hacía daño.

El libro no paraba de repetir en los diferentes capítulos, que somos responsables de lo que nos sucede y de la vida que llevamos

Esta afirmación le hacía daño, así que simplemente dejó de leer el libro y volvió a una de sus novelas de siempre.

Tengo que decir que es una persona en general negativa, que se suele quejar, de esas que no escucha y por tanto, no aprende de los demás. La culpa de su sufrimiento siempre lo han tenido personas y situaciones externas.

El libro lo que le repetía era que tomara las riendas de su vida y por tanto de su felicidad.

Eso significa tomar decisiones y cambiar cosas.

Pero, ¿qué pasa?. Que cambiar cuesta mucho y el miedo que da hacer cambios, paraliza. Entonces a veces preferimos simplemente no escuchar y seguimos mintiéndonos…que finalmente, es más cómodo.

Me parece injusto que la gente descalifique a veces este tipo de lecturas que lo que hacen es invitarte a parar  y a hacer un autoanálisis.

Los libros de autoayuda te abren una puerta hacia la inteligencia emocional, el desarrollo personal y profesional, a la psicología.

En general, te facilitan y te guían por el sendero del autoconocimiento, desde una parte interna, en el que el mundo externo, los paradigmas sociales y los patrones mentales, no tienen cabida.

Es fundamental la energía que empleas en este proceso.  Dejas de llevarla hacia las quejas, las críticas, los actos de maldad y de injusticia, los estados de víctima y verdugo que ves en tu entorno, las situaciones de compromiso.Todo eso pasa a un segundo y tercer plano.

Estás en otro estado, en el que tienes que aprender a luchar contigo mismo, a entenderte, quererte, aceptarte y cambiar todo lo que no te gusta de tí.

¿No crees que es demasiado importante para dejarlo pasar?

Por eso no entiendo las críticas a este tipo de libros. Solo te muestran una forma diferente de moverte en el mundo, quizás más compatible con quién eres de verdad.

Tampoco quiere decir que leérlos te convierta en una persona mejor. ¿De qué te sirve leérlos si no aplicas el aprendizaje en tu vida?

Es como tener  el manual de algún mueble o una receta y solo leérlos.¿De qué te sirve si luego no actúas y montas la mesa con la ayuda del manual o haces el postre gracias a la recete que te has leído?.

Eso hace que se materialice lo que has leído. Con este tipo de libros sucede lo mismo. Lo lees y pones en acción lo que has aprendido. Eso hace que de verdad, tenga sentido. Y que de verdad veas el cambio que quieres en tu vida y en ti mismo.

Si quieres leer más sobre este tema, lee el siguiente post: 10 libros que cambiaron mi vida.

Y si no sabes por dónde empezar, aquí te dejo una lista  de Los mejores libros de desarrollo personal.