¿Quién decide por tí?

En muchas ocasiones nos preguntamos cómo hemos llegado a una u otra situación. ¿Qué ha ocurrido para que mi vida sea así?

Digamos que las decisiones que hemos ido tomando cada día nos han dirigido hacia el lugar en el que nos encontramos hoy.

Por eso debemos tener muy presente el poder que tienen las decisiones que tomamos.

Estoy convencido de que son nuestras propias decisiones, y no las condiciones de nuestras vidas, las que configuran nuestro destino.- Tony Robbins

Es verdad que hay personas que han nacido con ventajas económicas, ambientales, familiares, genéticas,etc. Pero también sabemos que muchas personas que han estado en situaciones mucho más limitadas, han conseguido vidas extraordinarias.

¿Cuál es la razón?

Han decidido que querían una vida diferente, y luego han entrado en acción para conseguirlo.

Es importante que decidamos cómo queremos vivir, qué deseamos conseguir en la vida, de que forma queremos ser y hacia dónde nos gustaría ir.

Si no tomas estas decisiones, ya estás decidiendo algo también.  No es solo pensar qué te gustaría tener o ser, sino comprometerte con quién quieres ser y con lo que quieres tener.

Es poner acción y compromiso en la decisión que te llevará hacia la vida que deseas.

No soy producto de mis circunstancias, soy producto de mis decisiones.-Steven Covey.

Hay algunos factores que pueden ayudarnos en esta tarea.

Creo que uno fundamental es la jerarquía de valores.

Tenemos que ser conscientes de los valores con los que queremos vivir, esos que serán nuestra base y que definirán la persona que queremos ser.

Otra cosa que ayuda, es plantearse la clase de comportamiento que deseamos tener y determinar que debemos esperar de las personas de nuestro entorno. Si no tenemos claro esto, es fácil que optemos por alguna reacción que nos disguste y que nos lleve hacia un lugar en el que no queremos estar.

Aunque las cosas a veces parezcan que van mal, tenemos que seguir comprometidos con nuestra decisión de vivir mejor. No pongas excusas, no sirven de nada, ni siquiera para justificarte a ti mismo. Solo harán que te bloquees y pierdas el foco hacia lo que quieres conseguir.

Decidir es algo que no se puede dejar de hacer, puede delegarlo, pero no puede dejar de decidir y el fruto de todas esas decisiones que ha tomado en su vida, es la vida que tiene ahora mismo.- Sergio Fernández

Cuando tus valores son claros para ti, tomar decisiones se vuelve más fácil.- Roy E. Disney

No te preocupes por el cómo, solo decide quién quieres ser y ponte en acción.

Cuando lo haces, el Universo te va poniendo el cómo en el camino. Y seguro que estarás preparad@ para verlo.

Si decides no tomar decisiones, lo harán esas creencias que están implantadas en tu programa mental. Creencias que provienen de la familia, de experiencias pasadas, miedos, etc.

Es decir, seguirás llevando la vida que llevas ahora. Y si en algún momento no eres tú quién toma la decisión sobre algo en tu vida, habrá alguien que lo haga por ti. Si quieres comprobarlo, pregúntale a tu familia a qué deberías dedicarte o cómo deberías gastarte tu dinero.

Una vez tomas una decisión, el universo entero conspira para hacer que ocurra.-Ralph Waldo Emerson.

No tengas miedo a equivocarte. Es parte del aprendizaje.

Estás saliendo de la zona de confort, saltando a la zona de incertidumbre, para así adentrarte en el camino de la vida que deseas…¡Eso ya es todo un éxito!

Es en los momentos de decisión cuando se forma tu destino.-Tony Robbins.