Está claro que no siempre estamos vibrando en la misma frecuencia, con la misma energía. A veces sentimos que conectamos de forma más fácil con las personas, todo fluye, parece que estamos todos en un estado de armonía y alegría. Otras veces tienes una sensación nerviosa en una reunión, sientes que las conversaciones son forzadas o aburridas.

¿Te has dado cuenta que cuando tú estás bien, tus relaciones están bien?

Cuando te sientes conectado y en armonía con la intención, notas una gran diferencia ante la forma que reaccionan las personas hacia ti. – Wayne Dyer

Digamos que cuando estás más conectado con tu esencia, con tu verdadero Ser, tienes más impacto en los demás, incluso ayudarás a anular su baja energía.

En el libro “El Poder de la Intención”, Wayne Dyer nos da su opinión acerca de los beneficios que trae estar conectado con tu verdadero Ser, con la intención, con tu Yo superior:

  • Transmites calma

Cuando estás en tu centro, en equilibrio, eso lo transmites a los demás. Ejerces una influencia tranquilizadora sobre las personas de tu entorno. Comienzan a sentirse más tranquilos, menos juzgados y amenazados, más relajados y libres.

Como se sienten más tranquilos contigo, también se sienten seguros, gracias a la energía que estás transmitiendo. Sus sensaciones se alimentan con la energía de paz y amor que irradias. De forma natural quieren pasar más tiempo contigo.

Convencemos con nuestra presencia.- Walt Whitman

Si decides estar en una vibración baja, de miedo, odio, ira, enfado, depresión, crítica u hostilidad, atraes ese nivel de energía latente en las personas con las que tienes contacto. Se intensifican esas energías y se crea un entorno propicio para crear un mal rato.

La energía que irradiamos actúa aunque no queramos. Es como la gravedad, está ahí y actúa siempre a todos.

Dice Wayne Dyer: ” Las personas que se sienten energizadas por tu presencia se transforman en almas gemelas, y eso únicamente ocurre si se sienten a salvo en lugar de atacadas, seguras y no juzgadas, tranquilas y no acosadas.”

  • Das buena energía a los demás

Cuanto te encuentras en una frecuencia alta, en un estado presente, los que estén en tu circulo sentirán mayor energía por solamente encontrarse ahí. No tienes que hacer nada, solo estar.

Esta sensación de bienestar y empoderamiento hará que los demás quieran ayudarte a conseguir tus sueños, a que crezcas, a participar de alguna forma en ayudarte.

  • Los demás se sienten mejor con ellos mismos

¿Has notado alguna vez que en presencia de ciertas personas te sientes mejor contigo mismo? Tienen una energía compasiva, agradable que invita a que de forma automática estés bien contigo mismo.

Se consigue que los demás sientan que te interesas por ellos, que están siendo escuchados y comprendidos. Una forma de hacerlo es no centrando la conversación en ti.

Por el contrario, estar en compañía de alguien que se muestre indiferente, baja la energía.

  • Comienzan a sentirse unidos

Cuando estás en tu esencia, conectado con tu Ser, te sientes más conectado a la naturaleza, al mundo, al Universo, al Yo superior y al concepto de que todos somos uno.

A medida que elevas tus frecuencias, el efecto que tienes sobre los demás los invita a estar en tu mismo equipo. Os sentís unidos y deseáis ayudaros mutuamente para cumplir un objetivo común.

El sentimiento contrario consiste en sentirse aislado, promueve la separación.

  • Transmites la sensación de propósito

Cuando te encuentras en las energías más altas de optimismo, comprensión, creatividad, serenidad y alegría, irradias esa energía. El estado en el que te encuentras de aceptación, generosidad, amor, no juicio, libertad,…hacen que los demás se sientan cómodos, motivados, inspirados, y confiados en encontrar y vivir con propósito.

  • Permites a los demás confiar en las auténticas conexiones personales

Al estar en un estado de no juicio y comprensión, facilitas las conexiones personales, la confianza de ser uno mismo con las demás personas. Observarás la tendencia y la disposición de los demás de confiar en ti y abrirse.

Las personas están deseando contar su historia personal, la de verdad, la sincera. Pero solo lo harán en un entorno seguro, donde no se sientan juzgados y libres. Al estar conectado con tu Yo Superior, te conviertes en la persona perfecta para ello.

  • Puedes inspirar a los demás para alcanzar su grandeza

Cuando estás conectado con el Espíritu y reflejas sosegadamente esa consciencia, te conviertes en fuente de inspiración para los demás.

Es uno de los efectos más potentes que puedes conseguir transmitir a los demás. Además inspiras de manera natural, sin exigir o insistiendo para que te escuchen y reciban tus consejos o formas de pensar.

  • Ayudas a los demás a alinearse con la belleza

Si estás conectado con tu esencia, comienzas a ver belleza por todas partes, porque irradias la cualidad de la belleza. Tu percepción del mundo cambia de forma radical.

Todo se percibe desde la perspectiva del reconocimiento, no de la crítica. Ves belleza en todos.

Cuando transmites esa sensación de apreciación de la belleza de todo, los demás comienzan a sentirse más atractivas y mejor consigo mismas.

Tu consciencia de la belleza impulsa a otros a ver el mundo que los rodea de la misma manera.

Como puedes ver, los beneficios de estar conectado con tu Ser, son infinitos. Estar en presencia pura sólo nos trae cosas buenas.

Vibremos alto, despertemos nuestra conciencia Universal, es el momento perfecto.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.