En este momento estás viendo ¿Conoces las 5 heridas del alma?

¿Conoces las 5 heridas del alma?

Aunque no lo creas, todos venimos con heridas con las que en algún momento tendremos que lidiar. Heridas que debemos aceptar y sanar.

Encontrar de dónde vienen puede ser una tarea complicada, ya que normalmente son heridas que pueden venir de la infancia o incluso de antes,  del vientre materno, o de vidas anteriores.

Lo que sabemos es que reaccionamos, activando estas heridas, a través de comportamientos de personas o situaciones, lo que nos hace sufrir.

Nuestra alma sufre de forma distinta según las heridas que estén activadas. – Lise Bourbeau

Según Lise Bourbeau, todos experimentamos, al menos, cuatro de las cinco heridas:

«Todos sufrimos el rechazo, el abandono, la traición y la injusticia».

Este es un tema del que hablaré más detalladamente en próximos artículos.

Por ahora, quiero presentarte las 5 heridas del alma y algunas de sus características. Espero que te ayude a detectar las tuyas y así conocerte y entenderte un poco más. ¿Te atreves?

Herida de Rechazo

  • Despertar de la herida: Desde la concepción hasta el primer año de vida. El niño se ha sentido rechazado por el progenitor del mismo sexo y no cree en su derecho de existir.
  • Máscara: el huidizo.
  • Gran Miedo: el pánico.
  • Actitudes de la herida activada y de la máscara asociada:
    • Cree profundamente que no vale nada o que vale poca cosa.
    • Se percibe distinto al resto de su familia. Fuera de lugar.
    • Se siente incomprendido.
    • Tiene estrategias de huida.
    • Se aísla del mundo exterior, refugiándose en su propio mundo.
    • Cuando está solo, le abruman sus emociones.
    • Lo espiritual le atrae.
    • Gran poder de imaginación.
    • La gente le considera un solitario.
    • Con el tiempo siente pánico de cómo afrontar la vida.

Herida de Abandono

  • Despertar de la herida: entre los 1 y 3 años, con el padre del sexo opuesto. Es un niño que no se ha sentido apoyado por el padre del sexo opuesto. Le ha faltado afecto o ha recibido un cariño frío o distinto de lo que esperaba.
  • Máscara: el dependiente.
  • Gran miedo: la soledad.
  • Actitudes de la herida activada y de la máscara asociada:
    • Dificultadas para manejarse a sí mismo. La soledad le aterra.
    • Necesita ser apoyado por su entorno.
    • Empatiza fácilmente con los demás.
    • Tiene dificultades para hacer o decidir algo solo.
    • Pide consejos o la opinión de otras personas.
    • Dificultad para terminar sus relaciones.
    • En grupo le encanta hablar de sí mismo.
    • Cuando está solo se compadece de su destino.
    • Provoca, de forma inconsciente, dramas o enfermedades para llamar la atención.
    • Tiene altibajos en su estado de ánimo. Sus emociones le desestabilizan con facilidad.

Herida de Humillación

  • Despertar de la herida: entre los 1 y 3 años, con el padre que reprimía toda clase de placer físico. Puede haberse vivido con los dos padres. Niño que ha sido humillado por uno de sus progenitores por haber experimentado placer con sus sentidos. Sintió vergüenza frente a ese padre.
  • Máscara: el masoquista.
  • Gran miedo: la libertad.
  • Actitudes de la herida activada y de la máscara asociada:
    • Pone a los demás por delante de sí mismo.
    • Contiene mucho las palabras; ha aprendido a no decir cosas que pueden perjudicar a otros.
    • Teme ser castigado si disfruta mucho de la vida.
    • Rechaza los impulsos vinculados por los sentidos.
    • Miedo a sentir vergüenza.
    • No escucha sus necesidades, cree que debe sacrificarse para ganarse el cielo.
    • Se siente fácilmente indigno.
    • Le atraen o solo se permite las cosas pequeñas, porque no merece grandeza.
    • Se recompensa a menudo con comida.
    • Tiene el don de hacer reír a la gente burlándose de sí mismo, humillándose.

Herida de Traición

  • Despertar de la herida: entre los 2 y 4 años, con el padre del sexo opuesto. Niño decepcionado, que no ha recibido la atención suficiente por el padre del sexo opuesto. Ha perdido la confianza en este padre después de haber sido testigo de promesas no cumplidas, mentiras o señales de debilidad. Considera que este padre es un irresponsable.
  • Máscara: el controlador.
  • Gran miedo: disociación, separación y que le repudien.
  • Actitudes de la herida activada y de la máscara asociada:
    • Hace de todo para convencer a los demás de tener una fuerte personalidad.
    • No está en contacto con su vulnerabilidad.
    • Hace esfuerzos para que le consideren una persona responsable.
    • Busca ser especial e importante.
    • Espera mucho de los demás y es exigente.
    • Le gusta tener todo previsto para controlar mejor.
    • No soporta que alguien le venga a deshacer sus planes.
    • Su reputación es muy importante.
    • Se muestra independiente para no despertar su miedo a la separación, al abandono.
    • Es intolerante e impaciente con aquellos a los que considera lentos.

Herida de Injusticia

  • Despertar de la herida: entre los 4 y 6 años, con el padre del mismo sexo. Niño que ha sufrido la frialdad del progenitor del mismo sexo.
  • Máscara: el rígido.
  • Gran miedo: la frialdad.
  • Actitudes de la herida activada y de la máscara asociada:
    • Se muestra vivo y dinámico, aunque esté agotado.
    • Raramente admite que tiene problemas o que algo le molesta.
    • Es un gran optimista.
    • Se controla para ser perfecto y para corresponder a la idea que tienen sobre él/ella.
    • Hace lo necesario para controlar su ira.
    • No sabe gestionar su gran sensibilidad.
    • Es muy duro con su cuerpo y solo ocasionalmente admite estar enfermo.
    • Cree que le aprecian por lo que hace y por su aspecto.
    • Es especialista en el autosabotaje cuando, según él, todo va demasiado bien.
    • Puede parecer frío insensible y parecer que nada le afecta.

Estas son algunas de las características de cada una de las heridas. También has visto el gran miedo que representa y la máscara que utilizamos.

¿Por qué llevamos una máscara?

Cuando se activa la herida, se manifiestan los comportamientos que he descrito anteriormente. Decidimos llevar la máscara, porque el ego cree que usando estas actitudes no sentiremos el dolor que genera la herida, y además el resto de la gente no la verá.

Puedes compararlo con el momento en el que tienes una herida física, que la tapas con una venda, o con un dolor físico que intentas eliminar con una pastilla. Sabes que no es la solución definitiva, pero haces que el dolor disminuya.

¿Cómo se activa una herida?

En el libro La Sanación de las 5 Heridas, podemos ver que hay tres formas de activar las heridas:

  1. La actitud o el comportamiento de alguien te afecta.
  2. Te sientes culpable: tienes miedo de herir a alguien o de activar alguna de sus heridas con lo que dices o haces.
  3. Sufres por lo que te haces o por cómo eres contigo.

Cada día pasamos de una herida a otra según las circunstancias o las personas con las que nos topamos. – Lise Bourbeau

 

Si quieres saber más sobre este tema, te recomiendo los siguientes libros:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.