En este momento estás viendo ¿Tienes una baja o alta autoestima?

¿Tienes una baja o alta autoestima?

  • Categoría de la entrada:Autoestima / Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Probablemente, todas las personas que conoces se han sentido inseguras en algún momento de su vida. Han creído que no son capaces de hacer algo, de afrontar una situación o de merecerse lo que la vida les ofrecía.

No es tan raro sentirse inseguro.

Cuando recuperes o descubras algo que alimenta tu alma y te trae alegría, encargate de quererte lo suficiente y hazle un espacio en tu vida. – Jean Shinoda Bolen

El problema es cuando se convierte en una sensación constante. Cuando no paras de enviarte mensajes con los que te limitas y te castigas, destrozando así, cada día, tu autoestima.

La autoestima baja es como conducir por la vida con el freno de mano puesto.- Maxwell Maltz

En el libro de Bernando StamateasQuererme más, se habla en profundidad de la importancia que tiene vivir con una estima sana.

¿Sabrías identificar si tienes una baja estima?

Aquí te dejo una lista de características que te ayudarán a detectarla en ti y en los que te rodean.

1) La forma en la que piensas y cómo hablas, crea tu realidad.Hablar en pequeño.

Hablar en pequeño es negativo. Expresiones como «conseguí un trabajito», «dame un cafetito», «mi mujercita», hacen que canceles el poder de producir todo lo grande que quieres que te suceda. Hablar en pequeño está asociado siempre, a una baja autoestima.

Opinar lo que no sabes.

Cuando hablas y opinas de algo de lo que no sabes. Hay personas que son capaces de discutir con una eminencia cuando en realidad no saben absolutamente nada sobre un tema.

Criticar.

La crítica basada en la baja estima nos convierte en personas envidiosas del éxito de otros. Nos limita. Nos hace pensar que nosotros no somos merecedores de algún tipo de éxito.

Discutir.

Las discusiones, son formas negativas de hablar. No nos permite avanzar y además nos hiere a nosotros y a otros.

Meterse en la vida de los demás.

Muchas personas viven pendientes de la vida de los demás, de esta forma pierden el foco en su vida y en sus objetivos.

Quejarse.

La queja nos bloquea. Hacemos hincapié en lo negativo y no permite ver lo positivo de la situación.

2) La autoimagen

Todos los seres humanos tenemos dos imágenes.

La imagen exterior

Lo primero que vemos en una persona, es el exterior. Aunque suene duro, cuando conocemos a alguien, los primeros treinta segundos son muy importantes para crearnos una primera opinión. Cuando una persona te ve, tu imagen exterior conforma la opinión que ella tendrá de ti. No solo con la forma de vestir, sino con la actitud con la que te mueves, el tipo de energía que desprendes, si sonríes o no, etc.

La imagen interior

Se transmite también en tu imagen exterior. Puede que tengas una imagen exterior maravillosa pero que la interior sea muy pobre. Esa dualidad no transmite confianza ni empatía, y limita la calidad de las relaciones personales.

Para trabajar la imagen interna, tienes que profundizar en tu interior, analizar tus emociones, saber quién eres y cambiar lo que necesites, para ser la persona que quieras ser. ¿Qué tipo de energía quieres transmitirle al mundo?

Después de lo que has leído: ¿Crees que tienes una buena estima? ¿Y las personas que te rodean?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.