Ser productivo o no ser productivo.

Vivimos en una sociedad en la que se ha implantado la creencia de que debes ser productivo cada día. Digamos que para sentir que el día ha valido la pena, tienes que haber hecho algo que se enfoque en puntos como; hacer más en el trabajo, ganar dinero, acudir a citas que no te apetecen, hacer actividades como limpiar, ordenar, cocinar, etc (y a veces ni siquiera valoramos estas últimas).

Ahora mismo, en este punto de la vida, en el momento en el que estamos de transformación, y de entrada a la 5D de la Tierra y la Era de Acuario tengo la sensación de que eso no es lo realmente importante (si no sabes de qué estoy hablando, hay mucha info en internet acerca del tema).

En el último año el mundo ha dado un cambio que seguramente ha influido de una manera u otra en tu vida. A nivel profesional, emocional, de relaciones, de espíritu, en general. Creo que el 99% de los seres humanos ha notado algún cambio, de forma digamos que “forzada” por la situación que hemos vivido.

Anteriormente pensábamos que teníamos todo bajo control, y no era cierto, teníamos la vida planeada, algunos casi que perfectamente planificada, con objetivos claros, y la agenda llena de tareas diarias con un plan diario a medida.

Pensábamos que lo importante era ser productivos, estar en movimiento, hacer, hacer y hacer.

No sé en tu caso, pero en el mío, todo lo que está pasando en el mundo me ha dado un giro total en creencias, pensamientos, expectativas, proyectos, enfoques emocionales y profesionales.

Muchas de las cosas en las que creía se han caído al suelo.

Y llegas al punto en el que te das cuenta que no sabes nada. Y eso está bien también. No sabes en qué proyectarte, ni qué camino escoger. Te sientes perdida, y quizás te preguntes cuál es tu objetivo aquí.

En ocasiones sientes un peso que te acompaña y no sabes cómo deshacerte de él. Entonces, ¿qué haces?

Parar y conectar con tu Yo Superior.

Puede que tardes unos días en conectar contigo, con el silencio, con tu Ser Superior. Pero date tiempo, deja de hacer y ponte a Ser.

Suena fácil, pero estamos tan acostumbrados al ritmo que llevábamos anteriormente, que tendremos que luchar un poquito con nuestro ego (él siempre querrá que vuelvas al estado anterior). Hará lo posible para llevarte a tu sombra, a crear pensamientos negativos en tu mente, e intentará que te mantengas en la zona de confort aunque estés sufriendo.

No escuches al ego.

Dile que gracias por participar, pero que no lo necesitas ahora.

Entramos en otra era.

Una Era en la que se premiará el autoconocimiento y la consciencia del Ser. Se priorizará vivir desde el amor, conocerse, vivir con propósito, estar en unión con el Universo.

El fondo, ahora sientes que es primordial estar bien, en paz, estar en tu centro. Ese es el verdadero objetivo.

No te sientas mal por priorizar tu paz. Es ahora mismo LO MÁS IMPORTANTE.

Piensa que no solo te estás ayudando a ti, sino a la gente que te rodea y al mundo entero. Estás subiendo la vibración de tu frecuencia, y eso aumenta la vibración de la tierra para que todos entremos en un estado de consciencia, bienestar, amor y de paz.

No te agobies por no sentirte productiva/o un día, o dos, o tres o una semana. Deja de exigirte tanto.

Si no estás bien, nada en tu entorno estará bien.

Sé que me repito, pero es muy importante que vuelvas a tu centro y vivas en un estado de paz. Porque así te llegará todo lo que necesitas para crecer, tu Yo Superior te guiará y te protegerá. Quizás lo que necesites para conseguir lo mejor en tu vida es salir de esa zona de confort, pasar por la zona de incertidumbre, crecer y vivir en otro estado del Ser.

No te estreses si crees que sientes que todo esto es empezar desde cero. Eso está bien también. ¡Ahora tienes la oportunidad de construir la vida que quieras!

Olvídate del qué dirán, de las expectativas que crees que tienen puestas en ti, de decepcionar o defraudar a los demás. Suelta esa carga. Piensa que los demás estarán también demasiado ocupados con sus miedos, egos, expectativas.

Tu vida es solo tuya, haz lo que quieras.

Yo creo que voy por la segunda o tercera reconstrucción y puesta a cero. Somos muchos los que hemos pasado (o estamos pasando) por crisis existenciales en las que parte de nuestro mundo se vuelca y toca una reconstrucción. Imagínate un castillo en la arena destruido o una construcción de lego que se te cae toda en pedazos. No te queda otra opción que volver a construir el castillo en la arena o la construcción de lego. Ahora tienes la opción de elegir nuevas piezas, hacer una estructura diferente, mejorada, quizás añadir algunas cosas que serán útiles y desechar otras que ya no necesitas. Crearás esa nueva construcción ahora tu medida.

Siéntete libre de pararte. Como diría Mafalda “de bajarte del mundo” aunque sea por unos días o unas semanas. Dejando que el tiempo vaya a otro ritmo. Buscando tus momentos de paz, priorizándola por encima de todo. Y si tienes que decir No a ciertas personas o encuentros, dilo, es el momento de priorizar las citas contigo y tu Ser Superior.

Estos días escuché una entrevista a Robert Martinez  (es un astrólogo muy conocido es español), en el que comentaba que ahora era muy importante que trabajáramos nuestro Ser interno. Decía que cada uno de nosotros tenía la tarea de trabajarse internamente, porque la 5D lo requería para estar en vibración con esa frecuencia de la tierra y atraer así abundancia, paz, prosperidad, y vivir desde el amor.

Muchos de los autores que sigo de de desarrollo personal y espiritual coinciden en esto. En que es el momento del trabajo individual. Así que no te sientas egoísta si pones en primer lugar tu paz interior a aquello que “necesiten” o “quieran” los demás.

Si necesitas alguna técnica, yo no dejaré nunca de recomendar ho’oponopono. 

Desde que la descubrí es la herramienta a la que más recurro en momentos de crisis, miedo, ansiedad, indecisión, inseguridad, temor o cualquier otro tipo de sentimiento negativo.

Suelto y confío

Puedes encontrar cientos de videos de Mabel Katz y Maria José Cabanillas donde te explican la técnica, de dónde viene, cómo utilizarla y los beneficios que produce.

Seguro que ya lo sabes, pero te cuento de forma resumida en qué consiste. Solo tienes que repetir una serie de palabras como si fuera un mantra:

Gracias, Te amo, Lo siento, Por favor, Perdóname.

Puedes ir cambiando varias palabras con algunas propuestas que te dan cuando investigas sobre esta maravillosa técnica. Más abajo te recomiendo varios libros estrella para que hagas del ho’oponopono tu herramienta de paz.

Vivir desde el miedo es agotador. Es hora de cambiar ese estado.

En resumen, deja de preocuparte por ser productivo. Deja de hacer tanto y simplemente sé. Vete a un parque a sentarte simplemente y observa, trabaja estar presente. Camina por tu ciudad o vete a algún lugar inspirador. Comienza actividades que te ayuden a conectarte con tu interior como el yoga. Lee libros inspiradores, escucha audios y conferencias de temas espirituales, medita o escucha meditaciones guiadas, limpia y borra todo aquello de tu interior que ya no te hace falta y que se ha convertido en cargas.

Sé libre y deja que la Divinidad te ayude a resolver tus problemas. Suelta y confía.

 

Libros recomendados:


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.