Si llevas tiempo navegando en el mundo del desarrollo personal y la espiritualidad, habrás escuchado hablar de las diferentes leyes que existen en el Universo.

Quizás la más conocida sea la Ley de la atracción.

Puede que haya sido también la más atacada por los que no creen en estos temas. Cuando escucho alguna crítica sobre esto, suelo pararme y exponer algún pequeño resumen (no es cuestión de aburrir tampoco), sobre lo que yo entiendo como ley de la atracción.

Hay muchos autores que se refieren para explicar lo importante que son los comportamientos, las acciones, los pensamientos y los sentimientos.

En otro post hablaré con más calma de esta ley, que al final se puede decir que está relacionada directamente con la frecuencia en la que vibramos. Depende de cómo vibramos (sentimos, pensamos, actuamos), vendrán un tipo u otro de personas, situaciones, experiencias.

En el libro Las 7 leyes espirituales del éxito, Deepak Chopra nombra como primera ley:

La ley de la Potencialidad Pura

Dice que nuestra naturaleza esencial es de consciencia pura, y este nos mantiene en un estado de potencialidad pura.

No existe separación, todo es unidad, y estamos conectados con todo a través de la energía.

Ese campo de potencialidad pura es nuestro yo más interno. Es cuando vivimos desde el Ser, desde un estado de amor y no de temor.

Probablemente te habrá ocurrido que hay momentos de tu vida en los que te sientes content@ con el momento presente. No hay miedo. No hay pensamientos sobre el pasado o sobre el futuro.Estás aquí y ahora, en un estado de paz interna, disfrutando de la experiencia que estás viviendo. Sólo ves lo bueno del momento y estás en un estado de bienestar, de plenitud, que podrías describir como “perfecto”.

En este momento estás en el Ser. No hay temor, actúas desde el amor, compartes, sientes, estás en conexión directa con el Universo.

Cuando estás en ese estado, no hay ego presente.

En la auto-referencia, experimentamos nuestro verdadero ser, el cual no teme a los desafíos, respeta a todo el mundo y no se siente inferior a nadie. Por tanto, el poder del yo es el verdadero poder. – Deepak Chopra

¡El proceso de auto-conocimiento es una inversión en ti mism@! Los beneficios que consigues desde ese poder del yo, son infinitos.

Atrae la gente hacia nosotros y también las cosas que deseamos. Él magnetiza a las personas, las situaciones y las circunstancias en apoyo de nuestros deseos.

¿Cómo puedes aplicar la ley de la potencialidad pura?

Deepak Chopra nos da tres opciones para poder conectar con ese estado de consciencia pura y acceder a este poder.

Una de ellas es la práctica diaria del silencioEsto significa estar un tiempo sin hablar, sin escuchar música, encender la televisión, leer, estar con el ordenador, etc. Simplemente es comprometerse cada día durante un tiempo a Ser.

Si nunca nos damos la oportunidad de experimentar el silencio, esto crea una turbulencia en nuestro diálogo interno.

Cuando empieces a practicar, probablemente la mente empiece a hacer ruido, comenzará a boicotearte para que salgas, ya que se siente incómoda. Paciencia. Espera. La mente se cansará de insistir y te permitirá entrar en un silencio profundo. Comenzarás a sentir la quietud del campo de la potencialidad pura.

Otra técnica es la meditación(Si necesitas un empujón lee mi post: ¿Cómo empiezo a meditar?)

Meditar por la mañana y también por la noche, sería lo ideal para conectar con la consciencia pura. Con la meditación aprendemos a estar en un estado de quietud, primer requisito para hacer conectar con el campo de potencialidad pura.

La tercera forma es la práctica del hábito de no juzgar. Deja de clasificar en bueno o malo, correcto o incorrecto.

Cuando estamos constantemente evaluando, clasificando, rotulando y analizando, creamos mucha turbulencia en nuestro diálogo interno.

Si estamos juzgando, pensando, analizando siempre, no dejamos espacio entre pensamiento y pensamiento. Por tanto, no estamos en el momento presente y no conectamos en ningún momento con el campo de potencialidad pura.

Eckhart Tolle habla de esto en su libro, El Poder del Ahora. Tienes que parar el flujo de pensamiento, que es lo que te está haciendo daño. Al principio te resultará difícil, pero el simple hecho de darte cuenta que tu mente no deja de encadenar pensamientos, es un paso enorme.

Poco a poro irás dejando espacios más largos en los que no hay pensamiento. En ese momento estarás presente y estarás en unidad con tu poder interior.

El hábito no juzgar, crea silencio en la mente.

Por medio del silencio, la meditación y el hábito de no juzgar, tendrás acceso a la ley de la potencialidad pura.

Es importante que conectemos con nosotros mism@s. Conectar con la esencia, con el Ser.

Cuando consigues hacerlo (aunque sea en espacios cortos de tiempo) no hay inseguridades, miedos, ansiedad o estrés por el futuro y el pasado, culpabilidad y miedo.

Cuanto más sintonizados estemos con la mente de la naturaleza, mayor acceso tendremos a su creatividad infinita e ilimitada. Pero primero debemos dejar atrás la turbulencia de nuestro diálogo interno, a fin de poder conectarnos con esa mente rica, abundante, infinita y creativa.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.