Probablemente en algún momento de tu vida te has encontrado con esta frase:

“Cada uno recibe lo que da”.

Ya lo decía Jorge Drexler en una de sus canciones más conocidas. Y esto, aunque parezca una frase hecha, viene de una de las leyes más importantes del Universo;

La ley del equilibrio

En la vida se recibe lo que se da porque el Universo busca reestrablecer el equilibrio constantemente.

Esto quiere decir que la ley del equilibrio se encarga equilibrar todo en la naturaleza. Si lo que das tiene efectos positivos, buscará devolverte situaciones con los mismos efectos para mantenerse en equilibrio. Cada acción, sea positiva o negativa tendrá unos efectos que volverán a ti.

Lo que das, te lo das; lo que no das, te lo quitas. – Alejandro Jodorowsky

Si se produce un desequilibrio, el Universo de forma natural tratará de corregirlo, aportando lo que se necesite.Cualquier comportamiento, acción, situación, vibración, sea positiva o negativa, quedará equilibrada.

Por tanto, si queremos utilizar esta ley a nuestro favor, ¿qué crees que podemos hacer?

¡Correcto! Actuar de forma positiva, para que nos vuelva más de lo mismo. La ley del equilibrio lo dice:

Aquel que quiere recibir tiene que empezar dando, es decir , que tiene que crear un equilibrio positivo.

Por eso has escuchado tantas veces decir que des lo mejor de ti, que no esperes del otro, que entregues lo mejor, que des sin esperar recibir nada a cambio. Con estas acciones te estás asegurando que el universo de forma natural, equilibre la balanza a tu favor.

Es importante que cuando hagas todas esas buenas acciones no esperes nada a cambio. De lo contrario, lo que estás dando no tiene un efecto positivo, porque estás esperando algún tipo de recompensa o respuesta. Debes realizarlas en un estado de paz y abundancia. Das porque eres abundante, no porque necesites recibir nada a cambio.

No te desesperes con la respuesta del Universo. Nadie nos da una fecha, un lugar y persona concreta en la que se reestablecerá la balanza.

Actúa de la mejor manera posible y suelta el resultado.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta en esta ley, es que aparte de saber dar, tienes que aprender a recibir. Creo que a veces, muchos de nosotros nos sentimos poco merecedores o culpables por recibir algo que puede ser maravilloso. Deja atrás ese sentimiento de escasez y recibe con los brazos abiertos lo que el Universo te devuelve.

Si solo quieres recibir o solo quieres dar, te perderás parte de la magia del juego de la vida y lo estarás bloqueando para ti y para otros. – Sergio Fernández

Da alegría, motivación, inspiración, paz, tranquilidad, armonía,… y recibirás más de lo mismo.

Acepta esa energía que también llegará a ti, no la bloquees diciendo que no, porque la energía necesita seguir fluyendo y si no va hacia ti, irá hacia otra persona que sí estará dispuesta a recibirla.

En el libro Vivir con Abundancia, Sergio Fernández nos explica:

¿Cómo aplicar la ley del equilibrio?

1.Ofrece lo que quieres

Según la lógica de la ley del equilibrio, cualquier resultado que desees en tu vida, tienes que empezar por ofrecerlo. 

Tener por costumbre ofrecer lo mejor de ti en lo mínimo que hagas es garantía de abundancia; hazlo también para ayudar a cualquier persona a la que creas que puedes aportarle tu sabiduría de vida. Al situarte en la posición de dar, conectarás con la energía de abundancia y te traerá resultados conectados con ella.

Entrega lo que quieras recibir, pero no esperes resultados, recuerda que estás dando desde la abundancia, desde el amor, no hay sensación de escasez. Si das algo, es porque lo tienes, por tanto el Universo te lo devolverá cuando lo des.

2. Circulación

Para desbloquear al recibir, es necesario integrar que la abundancia es energía en circulación y que sin circulación no hay abundancia, sino bloqueo.

Da las gracias cuando recibas algo, o te hagan algún cumplido.

Siempre me ha hecho gracia que a las mujeres cuando nos dicen algún cumplido de ropa o complementos que llevamos o lo bien que estamos con un estilo, lo primero que hacemos es decir el precio de la prenda y dónde la compramos. No sabemos recibir cumplidos. Esquivamos esa energía con datos aleatorios y nos olvidamos de recibir la energía que nos da el otro sin dar las gracias.

Otra cosa que ocurre con mucha gente es que no saben recibir regalos. En ocasiones como cumpleaños, o navidades he visto personas que no dan las gracias cuando reciben un regalo. Me parece una falta de respeto tremenda. Pero lo que está ocurriendo es que…¡esas personas no saben recibir! No seas uno de ellos por favor. Haz que la energía fluya y que no se bloquee.

3. Primero dar, después recibir

El secreto está en que primero tenemos que dar, y después llegará el momento de recibir.

Es como  cuando tienes un árbol frutal. Te dará frutos cuando llegue el momento, pero antes tendrás que sembrar, regar, cuidar. No puedes chantajear al árbol diciéndole que cuando te dé frutos entonces ya lo regarás.

Da lo mejor de ti en cada encuentro. Regala algo en cada interacción que tengas, aunque sea una sonrisa o una bendición en silencio.

El Universo captará enseguida lo que estás dando para devolvértelo.

Da lo mejor y permítete recibir lo mejor.

 

Si quieres leer más sobre el tema, te recomiendo los siguientes libros:

Te recomiendo también estos posts:

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.